Close

abril 23, 2014

Oración por el planeta azul

Planeta AzulYo amo y sano a este Planeta Azul.

Custodios del Planeta Azul, os invoco para que sigan enviando la luz de sanación que todos nosotros sus habitantes deseamos y necesitamos.

Yo me comprometo a ser un habitante de la luz en este Planeta Azul, y hoy aquí y ahora renuevo mis votos de felicidad, armonía y sanación. Hoy recuerdo el compromiso hecho en el Cielo antes de venir a encarnar en esta bella Tierra, que es: Hacer el Cielo en la Tierra.

Os invoco a ustedes Ángeles y Custodios del Este, a ti Arcángel Rafael que cuidas el precioso aire que respiramos, para que esparzas tu luz y la de tu ejército de Ángeles  kilómetros  a la redonda al Este.

Os invoco también a ustedes Soldados de luz del Sur, guerreros dirigidos bajo el sello del Arcángel Miguel, capitán de todos los ejércitos de Ángeles, cuidador del fuego, del núcleo de la Tierra, os invoco para que conduzcan sus ondas luminosas hacia las profundidades de la Tierra y sellen con el fuego sagrado sus heridas. Que se esparza kilómetros a la redonda este poder sanador hacia el Sur.

Os invoco Ángeles custodios del Oeste, guiados por el Arcángel Gabriel, que cuidan los mares de la Tierra, para que envíen estrellas de cinco puntas kilómetros a la redonda por el Oeste y bendigan cada fuente de agua y sus criaturas de luz.

Os invoco Custodios luminosos del Norte, guiados por el Arcángel Uriel, que cuidan la tierra en general, para que desciendan sobre todo el Planeta Azul, por todas sus naciones y gobernantes las frecuencias lumínicas  del Amor, del Perdón, del Equilibrio, la Fe y Esperanza, que cada árbol, cada montaña sea un refugio y consuelo para sus habitantes kilómetros a la redonda.

Pedimos humildemente Arcángeles custodios del Planeta que nos ayuden a elevar la frecuencia de nuestra bella Tierra, de nuestra Abuela Tierra.

Pedimos a los Maestros Ascendidos que cuidan de este Planeta Azul que envíen altas frecuencias de Amor, Certeza y Fe.

Siempre buscando que se realice el Plan Divino del Dios Padre-Madre, que así sea.

Enciende una vela blanca y envía tu amor a nuestro Planeta Azul.

Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *